Español English Française Deutsch


Ruta Monumental    Anterior

La Ruta Monumental comienza en el Pozo de la Gascona y de fondo el Capitel del Monasterio de las Monjas Trinitarias.

Llegamos al oasis de la Glorieta, plaza de la Constitución, donde podemos admirar un conjunto artístico patrimonial, formado por las antiguas Escuelas Miguel de Cervantes y el Convento de Clausura de las Monjas Trinitarias

El anterior Colegio, actual ayuntamiento,  es un edificio construido desde 1926 a su inauguración el 18 de Mayo de 1928. Situado al lado del Monumento Convento de las Monjas Trinitarias.

Por este edifico emblemático y armonioso de El Toboso, han pasado desde su inauguración todas las generaciones de toboseños y toboseñas, hasta el año 2006 que se construyó otro nuevo colegio.

Foto: Anteriores Escuelas Miguel de Cervantes

Edificio soberbio, todo con piedra de sillería, de cantera de la zona de Los Barreros, que armoniza un conjunto único con el convento de las Monjas Trinitarias y la remozada glorieta que databa de la misma época. En la fachada y en el epicentro del edificio, está coronado un busto de Cervantes en piedra.

Al frente de la Glorieta emerge, el Monasterio Trinitario, conocido como El Escorial de la Mancha,edificio de planta rectangular y dos alturas construido en el siglo XVII. Su estilo herreriano impresiona por su sencillez y austeridad. La esbelta espadaña parece ser de construcción posterior, presenta frontal partido en dos esbeltos torreones. Cuenta el convento con claustro de dos plantas e iglesia barroca. En su interior alberga un museo con una valiosa colección de pinturas e imaginería de la escuela española del siglo XVII, orfebrería, bordados en oro, etc.

Se ha recreado la celda de la fundadora Sor Angela Maria de la Concepción a la cual se tiene acceso y se contempla el patio, claustro y los frescos descubiertos en la galería.

Foto: Fachada Monumento Convento Trinitarias

En el Retablo del altar de la Iglesia se encuentra el cuadro de Felipe de Castro, que es una alegoría de la Santísima Trinidad.

Esta declarado Bien de Interés Cultural, con la categoría de Monumento por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

 http://www.trinitariasdeltoboso.com/  


Desde aquí pasearemos por las calles con casas de fulgente blancura y piedra, contemplando la Casa de los Mergelinas, antiguo Correo, portón y escudo nobiliario, que dentro conserva patio manchego y uno de los decorados y artísticos oratorios toboseños.

Finalmente daremos con la Iglesia Parroquial de San Antonio Abad, sin duda ,es la joya más valiosa y apreciada de nuestro patrimonio, declarada Bien de interés Cultural, con la categoría de Monumento.

La Iglesia, conocida como la Catedral de la Mancha se comenzó a construir en 1525. En la primera fase de construcción trabaja el maestro de cantería Juanes de Santiago.

Foto: Iglesia Parroquial San Antonio Abad, Monumento Dulcinea-Don Quijote y Plaza Mayor

De estilo gótico tardío o isabelino. Es de grandes dimensiones con una estructura de planta de salón, con tres naves de tres tramos y cubierta cada una con bóveda de crucería decorada con terceletes. Como soportes de las bóvedas se utilizan robustas columnas cilíndricas.Conserva diferentes portadas; en la fachada Sur se sitúa la Torre, de sección cuadrada y de grandes proporciones; consta de tres cuerpos, el primero de estilo plateresco de 1552 de mampostería. Los otros dos cuerpos son de sillería, de tipología herreriana. Esta coronada con balaustrada en piedra rematada con bolas. Aparece descrita en el capítulo IX de la 2ª parte de El Quijote.

http://www.eltobosoparroquia.es/

Desde la iglesia es obligada visita al Museo Cervantino, donde se conserva y expone una colección de 200 ediciones de El Quijote, escrito en diferentes lenguas, sesenta idiomas y con las más variopintas dedicatorias firmadas por diferentes personajes del mundo de la cultura y política.

A continuación nos encontramos inmersos en la Plaza Mayor, típica manchega, que destaca por sus dimensiones y rodeada por la Iglesia, Ayuntamiento y casas solariegas con escudos familiares en piedra, que forman otro importante conjunto del patrimonio artístico toboseño.

En la soberbia plaza toboseña , en dirección a la Casa de Dulcinea veremos el monumento que El Toboso dedicó a Dulcinea y su enamorado Don Quijote.

Llegando al Palacio de Dulcinea, casa de labranza remozada, perteneció a la familia de Ana Zarco Morales y Villaseñor, toboseña en quién se inspiró Cervantes para crear a Dulcinea, Dulce Ana.

Recorderomos los lugares dónde vivió Dulcinea, y saldremos hacia un estrecho callejón que nos llevara a la bella e incomparable Glorieta García Sanchíz, rincón romántico al más puro estilo becqueriano, en el que podemos contemplar la fachada antigua del convento RR, Clarisas, único vestigio del convento de clausura de las madres de la Orden de Santa Clara. Actualmente reconstruido y su Iglesia; compraremos alguno de los dulces típicos, Caprichos de Dulcinea.

En esta glorieta dedicada a D. Federico García Sanchíz, esta presidida por la estatua de bronce al estilo del pensador Rodin, con fondo de un bajorrelievo, alegoría de las musas.

Foto: Convento de las Clarisas

Como es la hora de yantar nos dirigiremos a cualquiera de los múltiples restaurantes en los que podemos degustar menús cervantinos.

A la tarde podemos dedicarla a recorrer la Ruta de los Pozos y a pasear las calles toboseñas que nos deleitarán con su sosegado silencio y que llegada la noche toboseña realizando la Ruta Nocturna, nos hechizará y recuperaremos el amor y el encantamiento como Don Quijote y Dulcinea de El Toboso.




Descargar el plano de las rutas turísticas

 
 

Plaza Juan Carlos I, 1 • 45820 El Toboso • Toledo
Teléfono 925 197077 / 925 197381 • Fax: 925 197375

oficinadeturismo@eltoboso.es